Laura Ray, “Quería crear un mundo mío”

Laura Ray es una mujer que nos inspira por muchos motivos: su luz, su energía, la alegría contagiosa… y su generosidad al compartir que, como todas, a veces huimos, a veces buscamos, nos perdemos; y otras, por razones que no sabemos explicar (porque estaban ahí y no las veíamos), encontramos. Te contamos en sus propias palabras, un breve retazo muy íntimo sobre cómo consiguió construir su propio mundo.

Laura Ray es una artista polifacética española afincada en Marruecos, que ha ido experimentando en distintos campos creativos como son el diseño gráfico textil, pintura tradicional y pintura en formato experimental sobre tablas de surf (deporte que le apasiona), hasta llegar al interiorismo, su ocupación actual. Laura es una mujer valiente y tierna a la vez; y en sus viajes, porque es una gran viajera, su objetivo principal ha sido poner destino a sus paraísos soñados.

La relación de Laura con Victoria es muy cercana y entrañable, se conocen hace muchos años, y han compartido y admirado mutuamente sus trabajos creativos. En casa de Victoria cuelga una de las magníficas obras pictóricas de Laura, y Laura acompaña la luz y expresividad que transmite, con joyas diseñadas por Victoria.


Huir de una misma

Me llamo Laura, tengo 35 años y llevo 7 viviendo en Marruecos. Llegué aquí como diseñadora para trabajar en una marca de moda y después de 4 años a jornada completa y de quedarme sin ideas y con un montón de ansiedad que literalmente no me dejaba respirar, decidí parar y buscar mi propio sueño. No quería pasarme la vida trabajando en una oficina para ganar dinero y poder vivir 15 días en el paraíso, yo quería vivir en el paraíso.
 
He pensado tantas veces lo que ha supuesto Marruecos para mí, fue un cambio, no sólo de país, fue abrir una puerta a un mundo nuevo dentro de mí.

Me di cuenta que me fui de Madrid huyendo. Odiaba todo lo que tenía que ver con ello, lo que representaba. Estaba aburrida de la gente, de los planes, de los mismos sitios una y otra vez, de ese frío de las 8 de la mañana de invierno y del insoportable calor del verano. Hui de Madrid y no era consciente de ello.
Venir a Marruecos supuso una liberación, crear un mundo nuevo, MI MUNDO, no el que creía me habían impuesto.

Marruecos es intenso, en todos los sentidos, sus olores, su gente, su hospitalidad, sus paisajes, aquí he reído, he llorado, he amado y he odiado; y todas esas experiencias me hicieron comprender que había algo que no estaba funcionando dentro de mí. ¿DONDE ESTÁ MI PARAÍSO? Dejé el trabajo y me puse a trabajar como freelance para diferentes empresas mientras conseguía mi sueño de poder dedicarme a pintar. El plan era perfecto y en mi cabeza tenía claro lo que quería hacer y cómo sería mi vida a partir de ahora. El destino me lo puso delante y me permitió vivirlo para entender que eso tampoco lo quería. Pero la vida no es como en las pelis en las que esta parte pasa cámara rápida. Nadie te explica que para curarte tendrás que subir y bajar tantas veces, que tendrás que plantearte preguntas que no sabrás ni contestar y que, para encontrarte, tendrás que quitar todas esas capas que estuviste poniéndote para no verte.
 
Me he caído tantas veces que perdí la cuenta, me cansé de todo, de todos y hasta de mí misma, pero todas esas veces, me volví a levantar. Entendí que la vida es caos y que la felicidad no se entiende sin la tristeza y que por mucho que duela ahora digo gracias. Gracias a este país, gracias a toda la gente que he conocido, gracias a todas esas experiencias y gracias a entender que en realidad no huía de Madrid, huía de mí misma.


El interiorismo, un mundo de paz interior

Hice mil proyectos, probé mil veces mi plan perfecto de artista idílica con su estudio en casa y probé todas, TODAS las cosas que quería hacer, pero que nunca había tenido tiempo para ellas.
 
Mi decisión de dar un giro profesional ocurrió durante los tres meses de confinamiento sola en mi casa de Marruecos. Un cliente me pidió que le diseñara un showroom y allí empezó todo. Mi nuevo proyecto creativo de decoración se llama Alma Concept Studio. 


El interiorismo siempre estuvo allí, siempre ha estado tan presente en mi vida que no le di importancia, era algo tan mío que no le di valor. Crear espacios que transmitan emociones, crear experiencias y escenarios de vida. No podemos cambiar los momentos difíciles, pero sí aquello que nos rodea, conseguir que el escenario nos saque una sonrisa de alivio cuando lleguemos a casa, encontrar un momento de paz.


Vida es pasión, yo no entiendo el trabajo, ni el amor, ni la amistad, ni las experiencias si no hay pasión de por medio. Espero que este pedacito de mí, pueda inspirar a alguien y ayudar a tomar decisiones que no nos atrevemos, o para dar el paso de sanar heridas que seguirán estando ahí por mucho que le pongas una tirita para no verlas. Espero que todas aquellas mujeres que me han ayudado en este camino, sigan estando presentes en mi vida.

 
¿Qué me inspiran las Joyas de Victoria de la Calva?

Las Joyas de Victoria de la Calva son como esos escenarios creativos y luminosos que busco crear. Detalles y piezas de uno mismo que te acompañan cada día, que te recuerdan, como pequeños guiños, el camino que has recorrido, las experiencias que has tenido, el mundo que has ido creando, con las que te identificas y que luces en sintonía contigo misma.

 

*Para ver todas las joyas que lleva Laura, desliza hacia la derecha 

Colgante Plata Vermeil Oro Amarillo Malaquita - Mystic Eye

Anillo Vermeil Oro Malaquita y Hematites - Mystic Eye
Pendientes Colgantes Vermeil Oro Flower - Boho Flower
Pendientes de oro amarillo con amatistas y peridotos - Rainbow Green

Anillo de oro amarillo con cuarzo ahumado y peridotos - Lucky Bone
Colgante Vertical plata Vermeil amarillo con Malaquitas - Tres tesoros